Unidades móviles para la prevención: nutrición en la primera infancia

Comparte en

Unidad movil primera infancia
Tabla de contenidos
    Add a header to begin generating the table of contents

    La alimentación en la primera infancia es importante y decisiva en el desarrollo y crecimiento de los niños, empezando por la lactancia materna durante los primeros días hasta la alimentación con otras comidas después de los seis meses. Según UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS), los niños y niñas deberían ser amamantados al menos durante los dos primeros años, pues esto evita que puedan desarrollar enfermedades y problemas cognitivos. 

    A la hora de alimentar a los pequeños, es fundamental interactuar con ellos y crear un espacio seguro y cómodo para que los niños disfruten de sus comidas; además, es importante mantener las cantidades adecuadas para cada uno, teniendo en cuenta sus diferentes necesidades a medida que van creciendo, pues una nutrición desequilibrada puede causar efectos como sobrealimentación o desnutrición.

    Estrategias para la atención y prevención 

    Para el año 2020, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) propuso un conjunto de acciones en alimentación y nutrición con una perspectiva pedagógica, familiar y social, encaminada a la atención y prevención de la desnutrición desde la gestación. Su objetivo fue mejorar el estado nutricional de los niños y niñas, prevenir el bajo peso para la edad gestacional en las mujeres gestantes y la desnutrición en menores de cinco años atendiendo a zonas específicas. 

    La primera estrategia fue el Centro de Recuperación Nutricional, una modalidad de atención que busca que los niños y niñas menores de cinco años mejoren sus hábitos alimenticios, contando con un equipo interdisciplinario y personal especializado en salud y nutrición. Esta estrategia también tiene un enfoque en la promoción y prevención de la salud y nutrición en primera infancia, donde las familias tienen un papel fundamental.  

    Por otro lado, la modalidad 1000 días para cambiar el mundo, consiste en la atención a los niños y niñas menores de cinco años en riesgo de desnutrición aguda o con este diagnóstico, mujeres gestantes con bajo peso y a sus hijos hasta que cumplan los seis meses de vida. Con esta estrategia se implementan acciones que contribuyan a la prevención mediante la promoción de condiciones adecuadas de nutrición y salud, fortaleciendo a las familias y la creación de entornos protectores para sus hijos. 

    Gracias a estas estrategias, para el año 2021 el ICBF reportó que las muertes por desnutrición se redujeron en un 39,4%

    En el caso de México, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) promueve la alimentación saludable en la infancia y trabaja para reducir los índices de sobrepeso y obesidad. En marzo del 2022, el IMSS y UNICEF en México firmaron un memorando de entendimiento con el fin de implementar estrategias de prevención, detección y tratamiento de todas las formas de mala nutrición en mujeres embarazadas, niñas, niños y adolescentes, principalmente. 

    Estas acciones son fundamentales para el desarrollo de la sociedad, pues una buena alimentación en la etapa inicial de la vida es la base para el sano crecimiento y reducción de enfermedades en edad adulta, por lo que los estados y organizaciones se preocupan cada vez más por este importante tema, especialmente cuando en muchas zonas o territorios alejados es difícil seguir las buenas prácticas alimentarias, tanto para los bebés como para las madres. 

    ¿Por qué acudir a las unidades móviles como estrategia de prevención y promoción?

    Una de las oportunidades y ventajas que las unidades móviles ofrecen es la de acercar servicios a cualquier lugar sin importar la ubicación geográfica. En e-motion acompañamos la campaña Alpina Baby de Alpina en el año 2018,  un ejemplo y caso de éxito que consistió en promover sus alimentos para los niños y niñas con una experiencia que incluía alimentación, juego e integración familiar. 

    La unidad móvil especial recorrió las calles de la ciudad de Bogotá y estaba diseñada para que los pequeños pudieran disfrutar de actividades, cocinar y conocer los alimentos como compotas y suplementos, además de contar con una zona de salud y bienestar para los bebés. 

    Este ejemplo de estrategia itinerante puede ser replicada con el fin de llevar servicios de promoción y prevención en nutrición infantil a la población, para seguir trabajando juntos por una niñez saludable y feliz. Conoce más detalles sobre nuestras campañas aquí

    Deja un comentario





    dieciseis − cinco =