Creatividad, y poner a funcionar las grandes ideas en pro a la satisfacción de los usuarios, es una parte importante para hacer una gestión de marketing efectiva, sin embargo,  debemos involucrar las experiencias como herramienta imperativa en el fortalecimiento de la relación con nuestros usuarios y consumidores, a partir de ellas obtenemos estas emociones que motivan al usuario a tomar una decisión, esto nos convierte, a nosotras las marcas, en lo que realmente somos.

car, experiencias, e-motion

Permitirles a los usuarios interactuar con las marcas y suplir sus necesidades a la vez es una práctica que crea una real diferencia, y esto lo logramos construyendo buenas relaciones que al final del día se convierten en grandes historias.

Lograr que la experiencia se viva desde el primer momento y que a su vez sea relacionada directamente con las marcas por medio de emociones, podríamos definirlo como la gestión del valor de la oferta de un producto o servicio a través de vivencias.

El objetivo principal del  Marketing Experiencial es involucrar todos los sentidos por medio de acciones específicas de la marca, es decir, entrar en el corazón del futuro cliente o prospecto y tocar fibras que lleven a despertar en él algún tipo de emoción, como lo hacen las marcas desde tiempos atrás por medio de insights, esta vez por medio de experiencias increíbles y significativas, de interacción física, de servicios personalizados; De momentos.

 

A través del Marketing Experiencial creamos un compromiso emocional y un porcentaje de conversión mayor, esto se traduce en personas invirtiendo sus recursos en grandes experiencias. Además hablamos de una venta ocasional, hablamos de fidelización, de tocar tan profundamente el corazón del usuario al punto de lograr que en su próxima decisión de compra elija a quien le brindó la mejor de las experiencias; Esto no se compara con una estrategia de comunicación masiva, sin embargo, es el camino para alcanzar el éxito.

 

En este campo del marketing el eje central pasa de ser de las compañías, a ser completamente del usuario o cliente, es quizá un determinante a la hora de cerrar un negocio. Acá empezamos a hablar de vivencias, de recordación, de todo lo que puede hacer un producto o servicio para cambiar una vida o para mejorarla.

 

Teniendo en cuenta que los consumidores siempre están en busca de prácticas novedosas, en e-motion decidimos hacer parte de la industria experiencial por medio del desarrollo de campañas en unidades móviles, que integran tecnología audiovisual y multimedia, conectividad, realidad virtual y  aumentada, tecnología Kinect y garantizando una cobertura total de las zonas estratégicas, llegando a lugares casi impenetrables, a personas que no tienen acceso a las marcas y/o servicios, rompiendo los esquemas para comunicar de manera innovadora para darle a las personas acceso a miles de recursos que muy seguramente jamás habían imaginado, y sobre todo, mejorar sus condiciones de vida.

En este caso especial, el Marketing  Experiencial  de verdad mueve y esto es lo que buscan todas las compañías, conseguir comunicar dejando de lado el cliché comercial para aportar algo más en la vida del usuario sin importar el valor o la capacidad de compra que exista en su grupo objetivo.

 

Una experiencia siempre va a ser un gran incentivo para conocer algún producto o servicios lo cual llamamos persuasión y las experiencias persuaden

#movemosemociones

Agregar comentario